lundi, juin 02, 2008

Tren II (o tres, no me acuerdo)

Me gusta cuando el tren va por arriba y podés ver la avenida toda llena de autitos como los del escalectric, me hace acordar a eso exactamente, pero sin control remoto. Si hay sol es mejor porque te pega en la cara y es casi como dormirse de a poquito, y despertarse en constitución y comprar chipa, pero cuando llueve es lindo también, va más lento porque sino resbala por las vías, lástima que el chipa esté medio baboso. Claro, es clave ir sentado, y del lado de la ventanilla. Ir sentado del lado del pasillo es parecido pero con ciertas variaciones (los golpes, los gritos de vendedores ambulantes en la oreja, la inevitable distracción del que está del lado de la ventanilla y te pide que te corras para pasar), a mí me gusta más la ventanilla. Del avión también, siempre intercambio opiniones con algún miembro de mi familia para ir del lado de la ventanilla. Ir parado ni da, es aburrido y poco práctico. Aunque nos queda una última opción en la cual hay que animarse a apoyar el culo en el piso. Y acá hago un asterisco hacia una entrada vieja ya que habla también de un tren y un desmayo público (pero van a tener que encontrarla en los abismos de la internet).
A veces me siento medio pelotuda con eso, pero la razón principal por la que me gusta leer en el tren -siempre hacia consitución, sino me paso- es porque me distraigo. O sea, me gusta la falta de concentración, a pesar de lo mucho que me interesa el libro en cuestión. No sé, me gusta.
Lo que no me gusta es estar notando como esa manchita en la hoja, el mosquito reventado en el monitor, la gotita de esmalte en el teclado que se materializa, en este caso y en muchos otros, como una suerte de influencia en el expresarse propio que más allá de su deformación natural e inevitable también absorve mucho, pero mejor me callo porque después paranoiqueo sola y eso me aburre. Ojo, también me doy cuenta que como escribía antes hace un tiempo no me gustaba y ahora no me molesta, o sea, yo no me compraría un libro, y calculo que nadie que llegue a leer esto lo haría tampoco, pero antes me daban ganas de borrarme de la internet y ahora ya no tanto, no me pica, ponele. Uy, las ganas que tenía de hacer esto. Me desvié un poco, ¿no? Es que mientras voy leyendo cosas viejas de acá mismo y digo yo, no, nena, qué forma de robarle a Sábato a veces, igual lo que le robé tuvo la decencia de ser exactamente lo contrario a lo que le roban todos, y por suerte no soy uno de esos giles que le roban descaradamente a Cortázar, qué manga de pelotudos la verdad, dándose chapa porque lo llaman "Julito", me caen mal, loco, me caen mal.
De cualquier forma, yo quería citar a Guada que una vez me dejó un mensaje acá en este cosito: "poeta maldita
o puta bendita
son duras cajitas"
A mí me re gustó eso, no sé, yo por las dudas aclaro que no me considero maldita, ni poeta ya que vamos al caso.

1 commentaires:

Blogger emi a dit...

y ante la diatriba (es asi?) de la opinion de internet yo comento, digo refunfuño, yo compraria algo asi como lo que lei, dice cosas interesantes, habla del tren, de lo urbano, de cortazar y dice pelotudos.
un boom de la cultura.
asi como asi tiqui tiquic tiquiqui
me fui, es lindo encontrar estas cosas, leerte como casi no hablas
te quiero.
mucho.

8:16 PM  

Enregistrer un commentaire

Abonnement Publier les commentaires [Atom]

Liens vers cet article:

Créer un lien

<< Accueil